[Crónica] Tricampeonato

¡Y ya lo ven! ¡Y ya lo ven!  Universidad Católica igualó sin goles ante Unión La Calera y bajó su […]

¡Y ya lo ven! ¡Y ya lo ven!  Universidad Católica igualó sin goles ante Unión La Calera y bajó su estrella número quince en San Carlos de Apoquindo. Una copa distinta, marcada por el tiempo, pero más emotiva que nunca. ¡Salud Tricampeón!

Es difícil sentarse a escribir sobre este partido, las emociones a mil, un tricampeonato inédito se vivió en San Carlos de Apoquindo, el partido como tal no ofreció una gran expresión futbolística, pero cada hincha cruzado lo vivió como lo que: una final. 

La previa fue emotiva, miles de fanáticos llegaron a las afueras del estadio para darle la bienvenida al plantel, sabían que, por motivos más que conocidos, no podrían estar en las tribunas como se acostumbra en cada definición, pero también tenían presente que los futbolistas debían sentir el apoyo de sus fanáticos. 

A las 21:30 arrancó el duelo. De arranque fue la Católica quien se adueñó de las acciones, aun así, no hubo mayores ocasiones de gol, se sabía que era el rival quien debía tomar la iniciativa, se debía jugar con tranquilidad. 

Con los minutos, Unión La Calera tuvo algunos remates de distancia, pero sin generar mayor peligro. A los 21’ fue la UC quien generó la ocasión más clara, una buena conexión entre Fuenzalida y Puch dejó a Zampedri solo, pero el goleador elevó en su remate. Minutos más tarde, nuevamente lo tuvo la Franja, buen centro en tiro de esquina y Valber Huerta cabeceó esquinado, pero Alexis Martín Arias reaccionó de forma notable. De ahí en más no hubo más opciones de gol. Sin goles la primera mitad.

La segunda parte estuvo llena de tensiones. De arranque, Gonzalo Castellani anotaba tras un gran remate desde la entrada del área, no obstante, Jeisson Vargas estaba en posición de adelanto en el inicio de la jugada y el tanto fue correctamente anulado.

Durante los últimos 45’, fue el club visitante quien adelantó las líneas, pero no abundaron las llegadas al arco de Dituro. Algunos remates anchos. No obstante, a los veinte, Andrés Vilches se atrevió de 25 metros y la pelota llevaba veneno, pero nuestro guardameta la envió al tiro de esquina con una notable volada hacía atrás. 

La llegada de Universidad Católica en la segunda parte se dio a quince del final, centro de Cornejo en tiro libre y Zampedri desvió de cabeza, pasó cerca. En ese mismo minuto, se produjo el primer cambio, Marcelino Núñez entró por José Pedro Fuenzalida. Las otras dos modificaciones fueron cerca del final, a los 89’ ingresó Parot por Cornejo y en el tiempo adicional Valencia por Puch. 

A los 94’ con exactitud finalizó el encuentro. Rodillas al suelo, mirada al cielo, Universidad Católica, en su cancha, logra su primer tricampeonato, su estrella número quince, sin gente en las gradas, pero con millones de corazones cruzados pegados a televisores, radios y a la transmisión de Frecuencia Cruzada.

Siempre soñamos con esto, en los malos momentos nunca abandonamos, el premio a la larga llega. Disfrutemos, amigos, nuestro momento es ahora. Por lo que están, por los que no también, por quienes partieron en el camino, por los de siempre. ¡Vamos cruzados!

Scroll al inicio